“Cuando pensamos en casarnos, lo único en lo que se puede pensar es en el día y que todo salga bien. Una lluvia de emociones y distintos puntos de vista hacen que nos preocupemos más de la cuenta. Yo personalmente no creía en la necesidad de una Wedding Planner, pero con el paso del tiempo te das cuenta que no solo se trata de un evento, es planear uno de los acontecimientos más importantes en la vida de cualquier pareja, por lo que debes buscar apoyo!. Un día luego estar sufriendo con tanto detalle, tuvimos la oportunidad de conocer a Emily, una persona llena de creatividad y experiencia quien nos guio y asesoro en todo los detalle de la boda. Estuvo con nosotros en cada detalle desde el lugar hasta el tipo de faja del novio. En fin tuvimos una boda espectacular, superando todas nuestras expectativas, ajustada a un presupuesto y de paso ganamos una amiga!”