Nosara GetAway

Hace unos días me escapé con mi familia a Nosara, Gunacaste y la verdad nos encantó la experiencia.

Mientras compartía algunas fotos e stories por instagram, las preguntas empezaron a llegar, “¿Dónde estás?”, “¿Dónde se están hospedando?”, “¿Cómo llego a ese lugar?”, en fin, así que decidí escribir este post para que tengan toda la información y puedan hacer este lindo getaway o escapada.

 

Hospedaje

Ultimamente cada vez que planeamos un paseo lo primero que hago es realizar una búsqueda exhaustiva en AirBNB, así es como encuentro los lugares más atípicos, esto responde también a la pregunta “¿Cómo es que siempre encuentras lugares tan diferentes?”. Entenderán que como diseñadora del espacio me encanta estar en lugares bonitos, diferentes  y con encanto.

En esta ocasión nos hospedamos en un airstream o casa rodante, su nombre: Airstream by the sea, así lo van a poder encontrar en AirBNB, en Instagram como @airstreambythesea y en su sitio web para reserva inmediata ingresando a www.airstreambythesea.com.

Es increíble que un espacio tan pequeño lo tenga todo, hasta una cocina perfectamente equipada, y cada rinconcito estaba limpio, algo que para mi familia es imprescindible. Nuestro host fue muy atento y amigable, algo que también es sumamente importante. Una de mis partes favoritas fue el jardín, diseñado con plantas autóctonas de la zona, con la idea de conservar la vegetación original del lugar.

Su ubicación es privilegiada, a menos de 5min de Playa Guiones y a 15 minutos de Playa Pelada (mis favoritas). No muy lejos están Playa Sámara y Ostional, en esta última es donde se puede apreciar desove de tortugas dependiendo de la temporada del año (por experiencia propia les aconsejo, ver las tortugas de larguito jaja).

Actividades

Somos una familia muy activa por lo que durante los tres días que estuvimos en el lugar aprovechamos para hacer diferentes actividades.

El primer día salimos andar en bicicleta, lo que fue todo una aventura para mi hija que recién acaba de dejar los rodines. Aprovechando que las playas estaban tan cerca llegamos a playa guiones para hacer un picnic de desayuno y andar por ahí un rato más, broncearnos un poco, escuchar música y pasar el rato.

Ese mismo día conocimos un guía local, lo que es bueno porque conoce muy bien la zona y nos pudo guiar por lugares que no muchos conocen.

Así fue como en nuestro segundo día llegamos a una catarata escondida, pero antes disfrutamos de hacer de yoga y de una caminata matutina por playa pelada.

Catarata “La mala noche”, honestamente no puedo decirles dónde queda porque caminamos aproximadamente 15 minutos entre la montaña, pero puedo dejarles el dato del guía que puede llevarlos. IG: @chicosurfnosara (Chico Lopez)

Durante la caminata aproveché para explorar y hacer algunas fotos de varios tipos de hongos lindos que iba encontrando.

Cuando llegamos al lugar nos encontramos con dos cataratas de agua fría, súper ricas para refrescarnos de la caminata. Los más arriesgados pueden saltar desde las piedras y los que no se animan descansar y relajarse un rato.

Para el tercer día con nuestro guía que además es instructor de surf, tuvimos unas clases súper divertidas. Surfear es uno de mis pasatiempos favoritos, no soy experta pero me entretiene eso de caer y volver a levantarme jajajajaja ojalá durante un lindo atardecer.

Después de la clase de surf disfrutamos de hacer yoga y jugar en la arena. Aprovecho para contarles que Nosara es como la capital del yoga en el país, lo que posiciona a Nosara como uno de mis lugares favoritos en nuestra linda Costa Rica.

 

Restaurante favorito

Definitivamente, si se visita Nosara se tiene que ir a disfrutar de un hermoso atardecer en el restaurante La Luna. El lugar es muy bonito y la comida es deliciosa, nosotros fuimos todos los días almorzar porque nos encanta, y nos quedábamos esperando el atardecer con un rico café.

Para nosotros es la manera perfecta de terminar un hermoso día en Nosara.

Les recomiendo probar la pizza de arúgula y prosciutto, aunque todo es delicioso en realidad. No alcancé a tomar foto de la pizza, cuando lo pensé ya me la había comido jajajaja.

Ojalá puedan disfrutar de este lindo paseo, como lo hicimos nosotros.

Con cariño,

Emily